Ir al contenido principal

Night Huntress 4: Destinada a muerte temprana.

Sus sueños la han puesto en un grave peligro. Desde que la medio vampiro Cat Crawfield y su amante no muerto, Bones, se conocieron hace seis años, han luchado contra los odiosos no muertos, batallado contra un vengativo Maestro Vampiro, y unido su mutua devoción con un lazo de sangre. Ya va siendo hora de tomarse unas vacaciones. Pero todas sus esperanzas de pasar unos perfectos días de descanso en París se van al traste cuando Cat se despierta de una horrible pesadilla. Ha tenido visiones acerca de un vampiro llamado Gregor, mucho más poderoso que Bones, y que está atado a su pasado en formas que ni siquiera Cat comprende. Gregor cree que Cat le pertenece y no se detendrá hasta que la tenga. Y mientras la batalla entre el vampiro que hechiza sus pesadillas y el vampiro que tiene su corazón comienza, Cat sólo puede tratar de romper el lazo que Gregor tiene sobre ella. Y para ello necesitará de todo el poder que sea capaz de convocar para enfrentarse a ese maldito chupador de sangre... incluso aunque ese poder pueda llevarla a la tumba antes de lo que se espera. 


Justo cuando crees que ya todo estaba escrito, que Bones y Cat podían tener una vida “normal”, ella, se verá forzada a realizar su transición, pero eso no fue lo que realmente me dejo perpleja, fue que aun después de su transición, ella continúa siendo tan diferente a todos los demás, que la palabra “diferente” ni se acerca a lo que en realidad es, este es un libro donde odiarás al protagonista, ya que el pasado amenaza con dañar seriamente su relación.


Un libro lleno de desconfianza, odio, resentimiento, y pasión, una mezcla excelente donde nos queda claro que la manipulación y las ansias de poder nunca triunfarán cuando se ama de corazón.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los poemas urbanos de Íñigo Pimoulier

Siempre es gratificante leer obras de nuevos autores, más aún si se trata de poesía en un mundillo en el que la novela sigue ocupando los puestos más relevantes de las estanterías mundiales.

En este pequeño remanso metafórico en el que esperamos todos los amantes de la poesía, nos hemos encontrado con una grata sorpresa. Se trata del primer poemario del artista navarro Íñigo Pimoulier y su obra "Disturbios en la azotea", de la editorial La Equilibrista.

Una obra íntima y personal que sin embargo se anuda verso a verso en la memoria  colectiva y nos narra con un estilo sencillo y directo a cada uno de nuestros recuerdos. Noches de encuentros y olvidos anacrónicos, miedos ocultos y tan universales como la muerte o el desamor.

A ratos coloquial y escrito con sus propias vísceras explica el sufrimiento de cualquier alma poética ante la realidad cotidiana, la necesidad de buscar un espacio fuera de ella que nos resulte más fácil de digerir:

¿Sientes la náusea
que la monotonía pr…

La isla de los amores infinitos de Daína Chaviano, una visión histórica de Cuba

"Tres familias de orígenes y culturas dispares protagonizan esta apasionante saga de emigrantes que recalan en Cuba y cuyos destinos a lo largo de más de 150 años correrán parejos con los de la bella isla. Desde el Miami actual, la historia retrocede hasta 1856, cuando entran en contacto los personajes, procedentes de China, España y África, y surge el amor, que hallará una mágica continuidad un siglo más tarde. Una hermosa historia de esperanzas y sueños rotos, de nostalgia, exilio y amores unidos por el destino. Esta novela ha ganado la Medalla de Oro en el certamen Florida Book Awards 2007 (Estados Unidos), en la categoría Mejor Libro en Lengua Española y sus derechos de traducción se han vendido a 19 idiomas."
Es sin duda una historia muy interesante sobre la mezcla de razas y orígenes en Cuba, y una narración ficcionada pero con datos relevantes sobre el periodo de dictadura y el paso al régimen revolucionario en el país. Aporta el punto de vista de lo emigrados a Esta…

Poemas saturnianos. Paul Verlaine.

Poemas saturnianos (en francés: Poèmes saturniens) es el título del primer conjunto de poemas de Paul Verlaine, publicado en 1866 gracias al editor Alphonse Lemerre. Paul Verlaine formaba parte de los llamados poetas malditos, aunque nunca fue especialmente reconocido en su época.

 En esta época, a Verlaine se le relaciona con un grupo constituido alrededor del joven poeta Louis-Xavier de Ricard, a quien había conocido en 1863 y que por entonces editaba una revista literaria, filosófica y política llamada la Revista del progreso moral, literario, científico y artístico (Revue du Progrès moral, littéraire, scientifique et artistique), donde Verlaine publicó su primer poema: Monsieur Prudhomme.

 Lemerre reunió a todo el grupo de Ricard y se lanzó una nueva revista semanal, exclusivamente literaria: L'Art.en la que se defendían el culto a la perfección formal o la teoría del "arte por el arte". Tras la desaparición de esta revista, se lanzó en 1866 otra llamada El Parnas…