Ir al contenido principal

BEL-AMI. Guy de Maupassant.



El sobrenombre del protagonista, que también es el título de la novela, le es impuesto por algunas.de sus amigas que distinguen a Jorge Duroy como el tipo representativo del guapo o chulo —vividor y mantenido— que ha acumulado riquezas viviendo a costa de las mujeres que lo han amado.
Hijo de unos taberneros de pueblo, llega a París sin un centavo después de cumplir con su servicio militar en África.

Protegido por su antiguo compañero Forestier, escribe unas crónicas y logra entrar como reportero auxiliar en La vida francesa, periódico propiedad del judío Walter, en el que su amigo Forestier ha llegado a jefe merced a la ayuda de su esposa Magdalena, mujer inteligente y bella que escribe por él.
Jorge Duroy se hace amante de Clotilde de Marelle, la cual, en el transcurso de la obra y a través de todas las vicisitudes, siempre le demuestra su amor ayudándolo incluso pecuniariamente.

Muerto, Forestier, Jorge se casa con Magdalena a pesar de la dudosa conducta de ella, especialmente en lo que concierne a su amistad con el conocido conde de Vaudrec.

Magdalena "protege" a su nuevo marido de la misma manera que hacía con el anterior, y "colabora" con él en la obtención de noticias políticas y redacción de artículos periodísticos.

Con tan eficaz ayuda, Duroy pronto ocupa el puesto que su amigo desempeñaba en el periódico y, entre otros actos de desaprensión, tiene el cinismo de compartir con su mujer la cuantiosa herencia que deja a ésta el conde de Vaudrec.

 En esta novela, amena y realista, viven también otros personajes admirablemente delineados.
Maupassant considera que el valor fundamental de la literatura no es sólo la expresión de sentimientos y de ideas, sino también la búsqueda artística de la verdad en la realidad ambiental, de ahí su estilo sobrio y fuerte mediante el cual, sin pasión, describe con minuciosidad la vida social e íntima de sus contemporáneos, con sus problemas y luchas interiores.

Sin sostener principios estéticos ni morales, el autor, —considerado el último naturalista—, se preciaba de no emplear la imaginación en sus obras y por el contrario realizarlas describiendo sólo lo que había observado.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los poemas urbanos de Íñigo Pimoulier

Siempre es gratificante leer obras de nuevos autores, más aún si se trata de poesía en un mundillo en el que la novela sigue ocupando los puestos más relevantes de las estanterías mundiales.

En este pequeño remanso metafórico en el que esperamos todos los amantes de la poesía, nos hemos encontrado con una grata sorpresa. Se trata del primer poemario del artista navarro Íñigo Pimoulier y su obra "Disturbios en la azotea", de la editorial La Equilibrista.

Una obra íntima y personal que sin embargo se anuda verso a verso en la memoria  colectiva y nos narra con un estilo sencillo y directo a cada uno de nuestros recuerdos. Noches de encuentros y olvidos anacrónicos, miedos ocultos y tan universales como la muerte o el desamor.

A ratos coloquial y escrito con sus propias vísceras explica el sufrimiento de cualquier alma poética ante la realidad cotidiana, la necesidad de buscar un espacio fuera de ella que nos resulte más fácil de digerir:

¿Sientes la náusea
que la monotonía pr…

Poemas saturnianos. Paul Verlaine.

Poemas saturnianos (en francés: Poèmes saturniens) es el título del primer conjunto de poemas de Paul Verlaine, publicado en 1866 gracias al editor Alphonse Lemerre. Paul Verlaine formaba parte de los llamados poetas malditos, aunque nunca fue especialmente reconocido en su época.

 En esta época, a Verlaine se le relaciona con un grupo constituido alrededor del joven poeta Louis-Xavier de Ricard, a quien había conocido en 1863 y que por entonces editaba una revista literaria, filosófica y política llamada la Revista del progreso moral, literario, científico y artístico (Revue du Progrès moral, littéraire, scientifique et artistique), donde Verlaine publicó su primer poema: Monsieur Prudhomme.

 Lemerre reunió a todo el grupo de Ricard y se lanzó una nueva revista semanal, exclusivamente literaria: L'Art.en la que se defendían el culto a la perfección formal o la teoría del "arte por el arte". Tras la desaparición de esta revista, se lanzó en 1866 otra llamada El Parnas…

El abrevadero de los dinosaurios de Daína Chaviano o el libro de las extrañas oportunidades.

¿Qué ocurriría si la humanidad descubriera de pronto que los dinosaurios –esas criaturas que siempre la han obsesionado debido al misterio de su extinción súbita– en realidad nunca desaparecieron del planeta? ¿Qué ocurriría si la humanidad comprobara que se trata de toda una civilización con una cultura muy particular? ¿Cómo incidiría en los seres humanos el encuentro con otra especie inteligente, cuyo modo de vida y de pensamiento ponen en crisis sus más arraigados valores?
Partiendo de tales preceptos, y tomando como denominadores comunes el humor, el absurdo, la poesía y el erotismo, se han estructurado los relatos de este libro. Tabúes referentes al arte, la sociedad y el sexo, son vistos bajo la óptica de este encuentro entre dos culturas. Los humanos y los dinosaurios intentan convivir juntos, pero...
Este libro de Daína Chaviano, el último que publicara en Cuba antes de abandonar la isla, se ha convertido en una obra de culto para toda una generación, sin embargo se había ido…